Mis cabecitas

Como en el anterior post comenté preparé prácticamente todo lo de mi boda y como quería darle un toque diferente, algo más personal para mis invitadas.

Me puse manos a la obra y dibujé unas cabecitas para hacerlas en broches. Estos fueron los resultados. 

La verdad es que al ser pocas tuve tiempo para hacerlas todas y darles a cada una de ellas un toque diferente, aunque debo decir que todas tenían algo en común y fue el plumerío que me entusiasmó la idea y creo que quedaron muy bonitas.

Espero que os gusten los mismo que a mí, a mis invitadas también les pareció un detalle original ahora sólo queda que las usen y presuman de ellas 🙂