Muñeca Mary Poppins en fieltro

Mary Poppins Hace tiempo me surgió este reto, no voy a negar que la primera vez que leí el comentario me asusté porque me parecía que me quedaba un poco grande, pero dije eso de “si no lo pruebas nunca lo sabrás”.

Su novio y ella habían visto el broche, les gustó y quería esa misma muñeca pero más grande. Contacté con la persona que me hizo este pedido tan especial y al que además le sumó que pudiera vestirla y desvestirla  y lógicamente un segundo traje. El tema es que tenía que ser tan específica porque, en la exposición de su futuro trabajo estable, necesitaba hacer un cambio de vestuario para que los niños interactuasen con la muñeca.

Vestido blancoMe puse manos a la obra, me documente sobre los diferentes vestidos que llevaba Mary Poppins en la película y le comenté la idea de los dos trajes que veía más viables. Como es natural Mary Poppins no puede estar sin su traje típico, con lo cual ese fue fácil de decidir, pero el segundo quería que fuera algo relativamente diferente al primero, pero con cosas en común, eso me hizo que me decantara por el vestido blanco que lleva cuando aparece en las escenas donde comparte protagonismo con dibujos animados. El caso es que tuve suerte y le gustó la idea, además de que yo también tuve suerte ya que me dio manga ancha para hacer, deshacer y decidir lo que quisiera (la verdad es que así da gusto trabajar y las cosas siempre suelen salir mejor y más bonitas).

Con su traje típicoEl proceso fue delicado porque nunca había hecho nada de ese tamaño y con tantas peculiaridades, pese a algunos momentos de tensión y mala leche porque no me salía como quería (según mi pareja porque soy muy perfeccionista, pero yo creo que no es así) disfruté muchísimo con este encargo y el resultado creo que fue bueno. Lo digo porque a la hora de entregarla la cara de la persona que me la encargó se iluminó, creo que eso es bueno y que dijera ni se sabe las veces lo bonita que era y que la gustaba mucho y que la usaría nada más para la prueba que esa muñeca no la tocaban los niños ni por asomo, me dio la risa. Lo único que me quedó fue desearla mucha suerte y que la disfrutase.

Este fue el resultado, espero que os gusten tanto como me gustaron a mi y espero que la tenga durante mucho tiempo. 🙂